Transparentes, mas no justificados

La celebración del Bicentenario por parte del gobierno, en un total derroche de majestuosidad, creatividad y claro, recursos pudimos ver de todo, y literalmente de TODO. Pero con un presupuesto de mil 226.5 millones de pesos era lo mínimo que el pueblo mexicano podría disfrutar.

No me iré a criticar el si de verdad somos dependientes, ya que después de tal derroche de dinero quedaremos más amarrados al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional, a lo que voy es a si realmente se justifican tales gastos, cuando en muchas partes del país se viven condiciones de vida infrahumana, cuando se estaba peleando por una inversión de Estados Unidos para combatir al narcotráfico, cuando sigue existiendo desnutrición y falta de centros de educación. En resumen, cuando muchos mexicanos no pueden satisfacer necesidades básicas, en fin, lo que realmente me cuestiono es la verdadera necesidad de hacer semejante despilfarro.

Si, necesitamos celebrar que estamos menos peor que otros países, digo por lo menos pendejeamos al presidente y no nos dispara un francotirador. Pero no tenemos una independencia real, ni gobierno, ni empresarios ni los mismos ciudadanos vemos a México como un país de posibles oportunidades, sino como la gallina de los huevos de oro a la que en algún momento nos chingaremos, jalando agua cada quien para su molino.

Creo que muchos opinamos en que esos recursos millonarios pudieron destinarse a mejores iniciativas y así no tener la necesidad de crear fundaciones fantasma sin propósitos claros, bueno sí, la evasión fiscal y lavado de dinero, perdón por mi descuido.

Pero bueno, tenemos las cuentas claras, ¿no?

malgobierno

Deja un comentario