La historia de la Estela de Luz

También se le llama Arco Bicentenario y en 2009 se anunció como el gran y nuevo monumento que nos recordaría los 200 años de la Independencia y 100 de la Revolución Mexicana. Después de un concurso polémico de donde 35 proyectos participantes, La Estela de Luz de César Pérez Becerril, resultó ganador.

El sábado 07 de enero del 2012, después de 15 meses de retraso la obra fue inaugurada por el Presidente Felipe Calderón en una gran ceremonia. El marco de la inauguración no fue una fiesta nacional, fueron denuncias penales en contra de funcionarios públicos acusados de desvío de fondos.

A mediados del 2009 se anunció el ganador, la maqueta número 18 en el Museo Rufino Tamayo:

El conjunto esta conformado por una torre (arco) ubicada sobre el Paseo de la Reforma y una plaza pública en el espacio limitado por la Secretaría de Salud, el Parque del Ariel, la Puerta de los Leones, integrando con una cubierta la zona deprimida por el anillo interior entre la avenida y la calzada de acceso al bosque. Se crea un espacio público en un lugar inexistente, recuperando una parte del bosque perdida al ser fragmentado por el circuito interior, dando continuidad peatonal al Paseo de la Reforma hacia la parte poniente donde se encuentran los museos y el complejo cultural del auditorio.

Autores: César Pérez Becerril, Martín Gutiérrez Martínez, Raúl Peña Arias, Jorge Yazpik, Arturo Jiménez Maldonado, Analilia Cortéz Pérez, Luis Méndez Jiménez, Bibiana Monsiváis, Claudia González Aguirre, Enrique Flores Acevedo, Ángel Ovet Saldaña, Joaquín Aguirre Vallarta, Fernando Becerril Serrano, Thomas Schmidt, Alfonso de la Fuente, Enrique Rendón César Flores Cuellar, Ricardo Ponce Martínez de Alva, Edgar González Torriz, Esteban Pedroza, Jorge Bolaños López, Raúl del Palacio, Israel Ambriz, Martha Zarco.

Asesores: Dra. Georgina Moreno Coellao (Historiadora), Mtro. Ramón Acoberta (Estudios Prospectiva), Ing. Raúl Izquierdo (Estructurista), Ing. Carlos Robles (Estructurista), Arq. Guadalupe López (Costos), Rodrigo Peyret (Paisajista), Kai Diederichsen (Iluminación)

Controversia:

El concurso convocó a 35 despachos. Días antes del fallo un grupo de arquitectos publicó un desplegado para impugnar a dos de los miembros del jurado por su relación con dos de los participantes más renombrados, Teodoro González de León y Ricardo Legorreta.

Eso provocó que los miembros del jurado que presidió José Luis Cortés Delgado y estuvo integrado por Paulo Bruna, Felipe Leal Fernández, Alejandra Moreno Toscano Antonio Dovali Ramos, Carlos Hernández Pezzi y otros decidiera cerrar una exposición con los 35 proyectos participanetes y mantener en secreto el fallo hasta esta noche.

El proyecto de Pérez Becerril dejó de lado a Isaac Broid (segundo lugar), Pedro Ramírez Vázquez (tercer sitio) y Javier Sánchez (cuarto).

El entonces Secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont y el Arquitecto ganador lo describieron como un monumento elegante sencillo y capaz de transmitir serenidad. Los trabajos iniciarían en junio del 2009 y su inauguración sería el 16 de septiembre del 2010.

El presupuesto inicial para su ejecución era de 200 millones de pesos pero conforme pasaban los meses se disparó hasta alcanzar la cifra final de 1,035.88 millones de pesos. Sin embargo el contrato inicial fue de 398 millones de pesos. A la fecha el costo total de la Estela de Luz fue de $1´035,880,000.00.

Las críticas a La Estela de Luz siempre radicaron en los costos pues el presupuesto designado no sólo era exagerado sino que por ejemplo las becas de posgrado para el Sistema Nacional de Investigadores se destinarán 5 mil 848 millones de pesos para apoyar a alrededor de 57 mil 318 beneficiaros a nivel nacional e internacional.

En cuanto al Sistema Nacional de Investigadores, se espera que mantenga su constante crecimiento anual y alcanzar la cifra de 18 mil 567 científicos y tecnólogos adscritos, por lo que para 2012 el Ejecutivo plantea invertir 2 mil 890 millones de pesos.

En Agosto del 2011 el secretario de la Función Pública, Salvador Vega Casillas que la Secretaría de Hacienda transfirió mil 122 mil millones de pesos para la Estela de Luz y ante el Congreso justificó que ese dinero fue tomado de “economías” logradas por el gobierno, tras lo cual informó que se han iniciado acciones administrativas (contra tres) y penales (contra cuatro servidores públicos) por omisiones, errores y corrupción en dicha obra.

El mismo creador de la obra en el no,ticiero matutino de Televisa, denunció irregularidades en el manejo del presupuesto de lo que por muchísimo tiempo sólo fue una excavación profunda sin miras a conclusión.

Pero tengamos en cuenta que para una obra de este tamaño se realice no sólo intervienen autoridades del Gobierno Federal, está involucrado el gobierno capitalino y la misma iniciativa privada por medio de la constructora Triple i

Pero existe otro actor en toda esta historia, el Secretario de Educación Pública Alonso Lujambio quien culpa al Arquitecto de no haber denunciado las irregularidades sino hasta un año después, cuando ya se habían pedido las renuncias a varios funcionarios de Triple i, en especial a quien estaba encargado de la obra el Arquitecto Juan Alberto Bravo Hernández, quien por cierto ahora se encuentra en la empresa Gutsa, una empresa inhabilitada por el gobierno y que en algún momento tuvo en sus manos la administración de la obra a pesar de su condición.

En su discurso de inauguración el Presidente Calderón menciona que la Estela de Luz es un recordatorio del orgullo mexicano pero lo que nos debe recordar este nuevo monumento es la gran impunidad en la que la sociedad mexicana y sus políticos vivimos a diario, en todos lados, en todos niveles.

Algunos más sumaríamos el recuerdo del gobierno promotor, el de Felipe Calderón, quien no estuvo a la altura de la conmemoración y pensó que pasar a la historía era actuar con necedad y egocentrismo extremo al encabezar la peor estrategia anti-crimen, una estrategia mal ejecutada, a destiempo y en donde no sólo se perdieron millones de pesos, sino miles de vidas, una perfecta metáfora de los últimos años.

malgobierno

2 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario