El caso de las sillas de ruedas entregadas en Sonora

Mucha molestia y hasta burla han merecido las sillas entregadas por la Secretaría de Desarrollo Social al DIF del Estado de Sonora ya que al mismo tiempo que se anunciaba la entrega de un presupuesto de $247.5 millones a esta entidad para el combate a la pobreza, las imágenes de sillas de jardín convertidas en sillas de ruedas causaron todo tipo de comentarios e impresiones entre personas pertenecientes al Estado y de otras entidades al darse a conocer en Internet y sobre todo en redes sociales.

Estas sillas no creamos que han sido invento del “ingenio mexicano” ni son patentadas como una de las aportaciones más de las soluciones a la pobreza por parte del gobierno mexicano, este modelo de emergencia para personas con necesidades diferentes se emplea en países como África por medio de donaciones a la organización Free wheelchair mission.

Según datos de esta organización en México se han entregado 550 sillas de este tipo desde antes 2003 y a nivel mundial han donado 651,245 sillas en 86 países. Entonces, por un lado el titular de la SEDESOL así como gente del DIF de Sonora ocultan que esta entrega proviene de una donación por parte de Free wheelchair mission y se cuelgan la medallita ellos o de qué se trata.

Mientras que en las mediciones de pobreza entregadas por el CONEVAL a Sonora se le marca como una de las entidades con menos pobreza de México y Marco Antonio Paz Pellat, Subsecretario de Prospectiva, Planeación y Evaluación de SEDESOL ha dicho que se le asigna a Sonora un “presupuesto sin precedentes”, se da mobiliario de emergencia a personas discapacitadas con el argumento de que así más personas tendrán acceso a ellas, casi casi, diciendo “ustedes pidan y nosotros les damos sillas”.

El hecho de que se entreguen estos mobiliarios en el marco de un discurso de esta naturaleza va más allá de los contradictorio y risible pues de entrada es mobiliarios de EMERGENCIA y no será útil mas que una sola persona. conocemos la calidad de esas sillas.

malgobierno

2 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario