¿Autodefensa como única medida?

“Ellos van a defenderse y lo van a seguir haciendo”

El fenómeno del surgimiento de los grupos de autodefensa parece estar en su punto más álgido y se extiende a otras localidades en las que al ver la incompetencia de las autoridades, los pobladores tomaron las armas a su alcance y se propusieron sacar a los grupos delictivos.

Secuestros, robos, violaciones, ejecuciones, eran tan sólo algunos de los delitos perpetrados en contra de los habitantes de tierra caliente en Michoacán y a casi un año de la creación de los primeros grupos de autodefensa en La Ruana, Tepelcatepec, Buenavista, Coalcomán, Barranca Seca entre otras localidades, quienes encabezan estos grupos afirman haber erradicado los crímenes, dentro de sus comunidades, además de arrebatar el control del área a los Caballeros Templarios, grupo de narcotraficantes establecidos en esa zona del país.

Mientras en las entrevistas a algunos de los líderes de las autodefensas son con un tono de respeto al ejército y la policía federal, el gobernador y secretario de gobernación, así como otras autoridades se refieren a estos grupos como criminales que atentan contra la seguridad del Estado y del país, cuando es precisamente el objetivo contrario de la gente.

La respuesta lógica y más que esperada por parte del gobierno era de trabajo inmediato, de intervención efectiva, no para desarmar a las autodefensas, sino que esto, fuera consecuencia de combatir a los grupos criminales y devolver la tranquilidad a las familias que en los últimos años han sido obligados a desplazarse, a temer al secuestro, a ser ejecutados, torturados y amenazados.

Figuras como las del Dr. Mireles o Hipólito Mora así como todos los pobladores que optaron por tomar las armas, se han ganado el respeto de muchas personas que sólo reconocen en ellos el valor de defender lo que el gobierno se ha mostrado incapaz de hacer. No importando si se trata de PRI o PAN, ambos han dado una cátedra de incompetencia y abandono, pero sobre todo ceguera y acciones erróneas para combatir el crimen.

Se han detenido indígenas que sólo protegían sus tierras, mientras “la Tuta” o “el Tío” en representación de Los Caballeros Templarios se dan el lujo de publicar videos en YouTube para proclamarse héroes incomprendidos. Mientras el gobierno condena y criminaliza a las autodefensas, los pobladores se atemorizan más y desconfían de las autoridades que los condena y rafaguea.

EL conflicto en Michoacán, pudiera ser la llamarada que encienda el enojo de otros sectores a lo largo del país que de igual forma sufren de la incompetencia policiaca, de la corrupción y del abandono. De inicio, en diversas colonias ya se pueden leer mantas y letreros con amenazas de linchamiento para los delincuentes y algunos otros, declaran que adoptarán la organización de autodefensa, como los transportistas del Ecatepec en el Estado de México.

Se habla de una paramilitarización que combate al narcotráfico, pero es algo más sencillo, civiles hartos, en pleno y legítimo derecho a defenderse.

malgobierno

2 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario