La vida política es una tómbola

Por si nos quedaban dudas de que la política mexicana es un show cómico mágico musical, estas elecciones intermedias parecen escritas por André Bretón,  Dalí haría una infografía fiel de ellas y muchos no sabemos si reír o llorar. Y es que los nuevos partidos lejos de aportar algo  serio o mejor aún, un verdadero cambio a este sistema que tiene muchas fallas, han convertido las intermedias en un circo de tres pistas. ¿Recuerdan las ferias y kermeses? Así, igualito.

figuras-publicas-candidatos

Los payasos…

En Guadalajara con el flamante candidato Guillermo Cienfuegos,  mejor conocido como el payaso Lagrimita… WTF!?!? ¿!¿Es en serio?!? Si ni como payaso la arma…

La carpa…

En Cuernavaca donde la candidatura de Cuauhtemoc Blanco fue el fenómeno mediático,   y mientras el nombre del “Cuauh” resuena como una burla, parece que nadie recuerda que competirá contra Laura Zapata.. ya de perdida podrían haber buscado una actriz menos mala y acomplejada,  ¡Ni su familia la quiere!

Bueno, la carpa está “nutridita”  recordemos que Alejandro Camacho también anda buscando una curul. Y la lista en este rubro sigue,  Yuri, Kiko, Palazuelos y más. A ver, ¿no se supone que están hartos de que Televisa los gobierne? Crear opciones nuevas para llenarlas con figuras de Televisa,  ¿Neta?

El servicio médico

Muy Ad Hoc, el Doctor Abel Cruz, figura de la radio barata que destaca más por su vegetarianismo que por sus méritos clínicos, con varias demandas en conamed…. apenitas diseñado para estas situaciones.

 

Los juegos

Aportación de MORENA con su repartición de candidaturas ¡¡CON UNA TÓMBOLA!!  Para acabar de confirmar que estas elecciones son una broma de mal gusto, aquellos que se hacen llamar “el cambio verdadero” en un intento de ser “diferentes”  pide prestados a los niños de la lotería nacional y sortea las candidaturas

“¡¡Laura Esquivel premio mayor premio mayor!!” WTF!?!

¿Que no se supone que AMLO quiere la educación y que gente preparada esté en el poder? Sorteando así las candidaturas sin  importar la capacidad o la preparación de la persona ganadora.

Luego por qué nos va como nos va…

Deja un comentario